Sala Parés – Espai 1

Artistas representados

Marcos Cárdenas, Ángel Mateo Charris, Toni Catany, Garikoitz Cuevas, Carlos Díaz, Adrián Espinós, Leticia Feduchi, Lourdes Fisa, Gonzalo Goytisolo, Núria Guinovart, Rafel Joan, Ángel Marcos, José María Guerrero Medina, Anna Miquel, Carlos Morago, Marcos Palazzi, Magí Puig, Alejandro Quincoces, Miguel Rasero, Xavier Rodés, Alberto Romero, Eduard Resbier, Joseba Sánchez Zabaleta, Gonzalo Sicre, Lluís Ventós, Albert Vidal

Sobre la Galería

Los ruiseñores de Japón son huéspedes en el Camp de l'Abadia

Mié 15 de septiembre, 17 –  21h | Inauguración. Público profesional
Jue 16 y vie 17 de septiembre, 10 – 20h | Público profesional
Sáb 18 de septiembre, 11 – 20h | Público general
Dom 19 de septiembre, 11 – 15h | Público general

“E invitados invisibles que entran y salen a voluntad”
Czeslaw Milosz

El Camp de l’Abadia está situado en Arnes, término municipal de la Terra Alta (Tarragona) que limita con Teruel. En este lugar a la orilla del río Estrets está mi casa. A principios de la primavera de 2020 y coincidiendo con el inicio del confinamiento a causa del Covid-19, me establecí durante un año. En estas circunstancias, decidí empezar una nueva serie en mi trabajo. Todos los elementos que tenía a mi alrededor los utilicé con la finalidad de interpretarlos: el río, el canal de riego, la alberca, los márgenes de piedra, la arquitectura del lugar y la naturaleza.

Miguel Rasero

Miguel Rasero (Córdoba, 1955) està afincado en Barcelona. Trabaja indistintamente el lenguaje de la pintura y de la escultura y sus temáticas son especialmente variadas, desde el bodegón hasta pinturas que reinterpretan obras clásicas de la historia del arte.

No obstante, la temática del bodegón siempre ha permanecido en en su trayectoria mediante la técnica del collage, que permite al artista recrear texturas, crear perspectiva y dotar de una gran luminosidad a sus obras. Rasero es un artista en constante evolución, que siempre se  atreve en incorporar elementos innovadores, por lo que su registro de obra se enriquece con nuevas series, nuevos matices y elementos que nos sorprenden en cada nueva exposición, manteniendo la línea coherente que vertebra su discurso como artista.